cosas-que-arruinan-una-relacion

10 Cosas que arruinan una relación

Para disfrutar de una relación sentimental sana, estable y duradera, cada uno de los dos miembros de la pareja debe poner sus propios esfuerzos en ella y estar dispuestos a hacer esfuerzos para preservar el amor que los une y superar los pequeños problemas de la vida cotidiana.

De hecho, hay ciertos hábitos que debes evitar por completo debido a su efecto desastroso en las relaciones románticas. ¡Vamos a averiguar!

Las 10 cosas que destruyen las relaciones románticas:

1. Discutir en público

Todas las parejas, incluso las más sólidas, no pueden escapar a las pequeñas discusiones de la vida cotidiana. Sin embargo, hacerlo en público y dar a otros la oportunidad de interferir en los asuntos íntimos de la pareja es un hábito devastador que debe evitarse por completo. Esto no solo empeorará el problema, sino que también hará que ambos socios sean tercos y quieran ganar la discusión en lugar de encontrar una solución.

2. No aférrate a tu pasado

Cada uno de nosotros tiene una historia que nos ha permitido madurar y aprender lecciones. Pero a veces estos son tan difíciles que es difícil olvidarlos y seguir adelante. En algunos casos, uno o ambos miembros de la pareja siguen siendo prisioneros de su pasado y hacen que su pareja actual pague por los errores de su ex. Sin embargo, tal comportamiento es injusto y solo servirá para arruinar las relaciones existentes. Entonces, antes de involucrarse en una nueva relación romántica, todos deben poder pasar definitivamente la página de su pasado.

3. Celos excesivos

Los celos son un sentimiento natural que surge de nuestro deseo de proteger al ser querido y nuestro miedo a perderlo. A menudo considerado un signo de amor, sin embargo, puede convertirse en posesividad, incluso en obsesión, y así destruir la relación y la pareja de la que es objeto. Si tu pareja no se comporta de una manera extraña que pueda voltear tus oídos, domina tus celos y no dejes que tomen el control de tu mente.

4. Utiliza la relación íntima como medio de presión

Hacer el amor es un acto íntimo que permite a las parejas encontrarse y fortalecer sus lazos de apego, pero cuando se convierte en un medio de presión o hace del oficio un sistema de recompensa y castigo, es que la relación está en peligro. Una pareja que condiciona su vida sexual a cuestiones materiales o determinadas conductas de su pareja, firma la sentencia de muerte de su relación. ¡Los juegos no están hechos para cobrar!

5. Falta de apoyo

Al estar en una relación, compartimos todos los aspectos, o casi, de nuestra vida y nuestra personalidad. Por lo tanto, no es raro que uno de los socios se sienta débil y abrumado y necesite sentirse comprendido y apoyado. Pero cuando una persona prefiere evitar a su pareja cuando está pasando por momentos difíciles y nunca está ahí cuando la necesita, es señal de una relación que va mal y falta de empatía dentro de la pareja.

6. Sin contacto visual

“Los ojos son el espejo del alma”, por eso a todos nos gusta mirar a una persona a los ojos cuando hablamos con ella. Además, hacer contacto visual le muestra a la persona que está enfrente que tiene toda nuestra atención y que estamos escuchando lo que tiene que decir. De lo contrario, muestra una falta de interés y la persona en cuestión se siente rechazada y no deseada.

7. Falta de confianza el uno en el otro

La confianza es uno de los pilares de una relación romántica sana y estable, y es tan importante como el amor mismo. Entonces, si en una pareja no existe la confianza o si uno de los dos ve maldad en todas las acciones del otro, este último se verá constantemente en el papel del acusado, lo que lo cansará a la larga y le provocará para poner fin a esta relación tóxica.

8. Insatisfacción y quejas constantes

Algunas personas tienen la molesta costumbre de querer y pedir siempre más sin estar nunca satisfechas con lo que tienen o con lo que otros hacen por ellas, lo que genera un sinfín de quejas. Lamentablemente convivir con este tipo de personas es agotador y suele acabar consumiendo la energía positiva de quienes les rodean, y especialmente de su pareja, que prefiere terminar su relación.

9. Estar enamorado de ti mismo

Todos tenemos una autoestima que es la base de una personalidad equilibrada. Sin embargo, cuando este último se vuelve excesivo y se adueña de los sentimientos que siente hacia su pareja, su familia, sus amigos, etc. se convierte en egocentrismo. Esto genera un comportamiento egoísta y un deseo violento de anteponer los intereses y necesidades de uno, sin importar lo que el otro esté pensando o sintiendo. Si nota que a su relación solo le queda un núcleo, es hora de dar un paso atrás. Una pareja sana está formada por dos socios que están en pie de igualdad.

10. No pasen tiempo juntos

Con las preocupaciones de la vida cotidiana, a veces es difícil tener tiempo para dedicarlo al amor. Pero cuando este ritmo conduce a una ausencia total de contacto, así como a una disminución paulatina de las manifestaciones de ternura y afecto, esto crea involuntariamente un abismo en la pareja y hace que esta última se enfríe. Por lo tanto, es necesario asegurarse de dedicar tiempo a su pareja, hablar con él, abrazarlo y tranquilizarlo sobre su importancia y la profundidad de los sentimientos que siente hacia él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba